30 dic. 2011

Discúlpeme, usted

Discúlpeme, usted señor o señora lector/lectora de este blog (o señorito o señorita...). Estoy agotado mentalmente y necesito reposar las neuronas (son pocas, cada vez menos, y envejecen a un ritmo trepidante). Llevo un par de días sin actualizar el blog, y pasarán al menos otros tantos en la misma situación (creo).

Mientras tanto, podemos entretenernos con las noticias del día. Los recortes con los que comienza el nuevo gobierno del PP (que son para ir calentando, luego vendrán más, seguro), los tejemanejes (perdón, supuestos tejemanejes) del yerno del rey, el inminente descubrimiento del bosón de Higgs, la publicación (por fin) de mi libro de relatos...

Yo acabo un año que me ha traído muchos cambios y novedades. Como siempre, me planteo el nuevo año, por un lado, hastiado de muchas cosas, y por otro, con mucha ilusión por otras. Apostemos por lo segundo.

No hay comentarios: